Hollywood en español   Sept06- 120x60
Artículos
Entrevistas
Flashes
Infantil
Películas
Se rueda
Galerías de fotos
Colección de imágenes






 
Películas
'Matador', de Richard Shepard
 
Sitio oficial
 
"Matador", de Richard Shepard
30/12/2005 - chc

Un asesino a sueldo y un hombre de negocios cruzan sus destinos en el Distriti Federal mejicano y emprenden una aventura que promete salvarlos económicamente.

Estreno en España: A confirmar.

Sinopsis
En "Matador", la comedia negra del guionista y director Richard Shepard, Julian Noble (Pierce Brosnan) es un asesino a sueldo (en propias palabras, "un facilitador de fatalidades") muy bueno en su oficio. Se halla en Ciudad de Méjico atendiendo otro de sus encargos, "un trabajo corporativo", su especialidad. Lamentablemente, Julian ha tocado fondo en su vida, pues el oficio casi le ha matado por dentro.

Danny Wright (Greg Kinnear) también se halla en Ciudad de Méjico por negocios, aunque se trata de un tipo de negocios plenamente distinto. Danny vive en Denver con su esposa Bean (Hope Davis), y aunque puede que financieramente acusen problemas, entre ellos hay una sensualidad juvenil que contradice diez años de matrimonio. Danny atiende en Ciudad de Méjico una oportunidad de negocio cuyo resultado podría constituir la diferencia entre poder solventar todos sus problemas financieros o caer en una deuda e inseguridad todavía mayores.

Cierta noche, en el bar del hotel, los dos hombres se conocen. No tardan mucho en darse cuenta de que están viviendo una experiencia muy singular en Ciudad de Méjico, que les cambiará a ambos para siempre. Julian, el asesino a sueldo, y Danny, el hombre de negocios norteamericano corriente reparan en que pese a que no tienen nada en común, se necesitan mutuamente de un modo que jamás se hubieran imaginado.

A lo largo de cuatro países, durante seis meses, y con muchos margaritas ingeridos, The Matador aborda la película del asesino a sueldo y la invierte creando una historia de personaje que resulta extraña, divertida, compleja emocionalmente, y llena de una inesperada ternura.

Con una interpretación atrevida y enormemente original por parte de Pierce Brosnan, y con un sorprendente e inesperado giro lleno de matices y profundidad por parte de Greg Kinnear, "Matador" es un filme de colegas bien combinado y con tequila extra.

Un encuentro fortuito
Para el guionista y director Richard Shepard, los bares del vestíbulo de los hoteles y los encuentros que se producen en los mismos han sido el marco y el tema para varios de sus cortos y guiones de largos. "Mi primer impulso fue elaborar una historia de dos perfectos extraños que se encuentran en un bar", comenta Shepard. "Lo bueno de los bares de hotel es que uno puede decir la verdad completa sobre uno mismo con la seguridad absoluta de que nunca más vas a volver a ver la persona a la que se la cuentas. Se trata del perfecto arranque para una buena historia".

Para Shepard, esa historia se centraba en dos hombres completamente distintos: un hombre de negocios corriente que trabaja fuera, y un asesino a sueldo internacional que cruzan sus caminos para ver a dónde han ido a parar. El resultado, explica Shepard, deriva de tomar un personaje frecuentemente sujeto a clichés, el asesino a sueldo, y dejarlo "fuera de lugar", abundando en la línea de la película "Sexy Beast" en la manera cómo afronta el film de robo a mano armada y hace de ello el hilo conductor de la narración.

"Me inspiró mucho "Sexy Beast". Afronta el género del robo a mano armada de "última hornada" y lo reinventa poniendo el acento en los personajes por encima de la acción. Tras ver el film, me dije '¡Vaya! Quizá haya un modo de narrar una historia de asesino a sueldo sin caer en los clichés del género", comenta Shepard. "Aunque hay acción y suspense, que deseablemente han de generar mucha tensión en todo lo concerniente al golpe, en lo más hondo, este film no deja de ser una comedia también. Y una encantadora".

El título de la película, "Matador", se inspira en el personaje de Julian Noble, un asesino acabado. "Generalmente, odio las películas de asesinos a sueldo. Sé a dónde van a parar. Sé todos los recovecos", comenta Shepard. "Pero me encantan igualmente, porque resulta que me divierte una historial internacional que contiene armas de fuego. Mi objetivo con el guión de "Matador" estribaba en lograr escribir una película de un asesino a sueldo que realmente me gustara ver".

"Películas como ésta no son sencillas de hacer", comenta el productor y actor Pierce Brosnan, quien da vida a Julian Noble, un asesino a sueldo de capa caída. "Se trata de mantener un equilibrio; hay que mantener el producto en su tono serio, veraz, dramático, dinámico, y aún con ello, oscurecerlo al mismo tiempo. Richard Shepard ha definido todo eso bien, y cuando lo escrito es bueno todo cuanto hay que hacer es seguir las palabras, usar un poco de imaginación, y procurar que todo sea lo más sencillo que se pueda".

Una historia original
"Matador", un thriller de Shepard que deviene comedia negra, explora el modo en que las vidas de tres personas se ven condicionadas por este encuentro, y hace particular hincapié en lo que le acontece a un asesino a sueldo durante el tiempo de inactividad.

"Nunca antes había leído una historia como ésta, con una trama tan imprevisible", opina el productor Beau St. Clair, socio de Brosnan en la empresa de ambos: Irish DreamTime. ""Matador" posee un argumento en verdad muy bueno que no permite adivinar adónde irán a parar las cosas. De tal modo que la historia sorprende al espectador continuamente absorbiéndolo en ella".

"En muchos sentidos, la película tiene un aspecto y un feeling propio de película de género, sin embargo, Richard hace que esos personajes arquetípicos experimenten un desarrollo propio", informa el productor Sean Furst. "Se hacen tridimensionales ya en el guión. Leemos toneladas de guiones, como cualquier productor hace, y si se presenta algo que nos atrae y nos absorbe y nos mantiene así hasta el final, que clama por ser descubierto, entonces es cuando podemos estar seguros de que se trata de algo digno de acometer".

Brosnan se muestra de acuerdo en que el guión es de los que no se puede abandonar. "No tenía ni idea de adónde iba a parar la historia", comenta. "Me encantó el atrevimiento del personaje y por encima de todo, la esencia de la historia. Sientes a los personajes. Julian lleva asesinando gente desde hace años y aunque ha perdido el alma, en algún lugar recóndito, en las catacumbas de su corazón, todavía arde una llamita. Está en una encrucijada de su vida, con decisiones que tomar".

"Es aIgo así como una pieza fundamentada en los personajes, acerca de dos hombres muy diferentes que resulta que se hallan, sin embargo, en unas circunstancias muy parecidas", añade el productor Bryan Furst. "Se encuentran en ese momento tan crítico y, mutuamente, acaban dando un giro completo a sus vidas. Son hombres muy distintos que provienen de lugares muy diferentes, pero de algún modo, dada la vulnerabilidad que les embarga en ese momento concreto, efectúan algo así como un proceso de gravitación uno en torno al otro, y acaban por deshacerse de sus respectivas crisis de un modo sorprendente y excitante".

De hecho, el guión no se escribió pensando en Brosnan. "Lo escribí para realizarlo en vídeo digital por 250.000 dólares", comenta Shepard. "Escribí el personaje más terrible que pude (el de Julian Noble), porque daba por seguro que esta cinta nunca se realizaría en Hollywood. Supongo que en el momento que decides escribir desde el alma, y no con el ojo puesto en la ‘comercialidad’ de un proyecto, te estás abriendo a todo un tipo de público distinto".

El agente de Shepard envió el guión a la firma de Brosnan y St. Clair, Irish DreamTime, a manera de modelo de guión. "Sin embargo, antes de lo imaginable, Pierce me telefoneó diciéndome que quería producir y protagonizar el film", comenta Shepard. La pequeña película digital de 250,000 dólares acababa de conseguir todo un paquete de grandes dimensiones. "Sin embargo, el producto todavía conservó su genuina vibración independiente. Todavía está el nervio de su guión, y los personajes son los que marcan la pauta de la historia. Creo que todo eso fue lo que atrajo a Pierce en primer lugar".

Tanto la compañía de producción de Brosnan, Irish DreamTime, como la compañía de los hermanos Furst, la Furst Films, gravitaron en torno al guión de Shepard casi simultáneamente, por lo que unieron fuerzas rápidamente. Los hermanos Furst acababan de hacerse con los derechos del guión de Shepard y estaban excitados con la idea de que Brosnan quisiera encarnar a Julian Noble. Cuando Brosnan y St. Clair llevaron el guión a Stratus Film Company, la película entró rápidamente en proceso de producción.

Y, tal y como los productores no tardaron en descubrir, los actores respondieron con igual actitud positiva ante el material. "Richard Shepard había escrito un guión que era muy creíble, muy plausible; además de muy emotivo y divertido, para mayor sorpresa", comenta Greg Kinnear, quien encarna a Danny Wright, un hombre de negocios que vive en Denver. "Desenlaza un gran número de cosas que seguí atentamente a lo largo de todo el guión, y también había mucha realidad. Me resultó muy humana la idea de ese personaje, ese tipo corriente que se despista en un lugar que le es extraño y se cruza con alguien que no pertenece a su espacio vital, a su universo, y la manera en que esas dos personas pueden relacionarse".

Tal y como observa el coprotagonista Dylan Baker, quien encarna al "apañador" de Julian, el Señor Lovell: "Ir más allá de los límites, a menudo forma parte de la experiencia del viaje. Hay algo en el encuentro fortuito en un lugar tropical que lo hace distinto de estar en casa; donde las inhibiciones parecen diluirse", comenta. "En ocasiones dices cosas que normalmente no dirías. Y comienzas a pensar en hacer cosas que jamás harías si estuvieras en casa".

Aunque uno diga lo que haría o no en casa o en el extranjero, como Shepard explora en "Matador", lo cierto es que nunca lo sabrá hasta que se halle en la tesitura de tener que tomar una decisión.

"Quería crear a aIguien con los mejores valores, la mayor decencia que creo posee la gente", comenta Shepard. "Danny ama a su esposa, es honesto y batallador; se halla en una encrucijada, en la que Julian podría darle una mano para salirse airoso. La película versa sobre ¿Qué hace uno? Los personajes de Greg y Hope se hallan en un momento en el que muchas parejas se ven: el dinero escaseando, la esperanza de baja... necesitan un buen golpe de suerte. Y con eso, Danny y Julian se Cruzan en el vestíbulo de un hotel, y para Danny es como si súbitamente ‘Bueno, esto podría ser la solución a mis problemas, si estoy dispuesto a ir allí.' Se trata de una cuestión moral, y está presente a lo largo de toda la película: '¿Qué serías capaz de hacer con tal de salvar lo que crees que es más importante en tu vida?' Me interesaba hacer una película sobre gente buena que sencillamente se ve empujada hasta el punto en que para salvar el matrimonio, y la vida de ambos, se ven amorrados a preguntarse ¿hasta dónde son capaces de llegar?"

"Este filme se eleva un poco por encima; se yergue y se sale de lo rutinario", dice el actor Philip Baker Hall, quien encarna al Sr. Randy, el mentor y jefe de Julian. "No sólo por lo novedoso de la historia, sino porque creo que Richard está tratando de hacer algo a partir de sus observaciones sobre la condición humana. La calidad del guión era impresionante. Me absorbió por completo en cuanto empecé a leer. Es muy extraño dar con un material con tanta sustancia como éste."

Tanto si se trata de esperar el avión en la terminal, o de tomar una copa en el bar antes de subir las escaleras hacia la habitación del hotel, todo el mundo comprende, particularmente aquéllos que viajan solos, cuán determinante puede llegar a ser un encuentro fortuito o un incidente, capaz de llevarte a toda suerte de descabelladas aventuras.

"Me gustaba el modo en que evolucionaba su relación, era muy real", comenta Kinnear. "Se encuentran por primera vez en un vestíbulo de hotel, y tras un breve saludo que les lleva a una conversación, sigue una experiencia compartida que acaba en amistad".

Brosnan se sintió igualmente atraído por el punto de partida. "Ciertamente, me encantan los extraños que se encuentran de noche y que perciben una increíble salvación si se apoyan el uno en el otro", sigue Brosnan. "Julian está tan hecho polvo cuando se cruza con Danny, que no alcanza a ver en qué acabará todo. Se cruza con ese tipo más bien ingenuo embargado por un gran dolor al haber perdido un niño y que no tiene suerte, pese a que trata de hacerlo lo mejor que puede. Por primera vez, creo que Julian siente ese pinchazo, una sombra de culpabilidad; en ese marco, se inicia una amistad".

Como el propio Shepard nos explica: "Danny es el catalizador de Julian, quien hace que sienta realmente algo, lo que no ha sido capaz de hacer en los últimos veinte años. Todo aquél que mata para vivir tiene que desenchufarse emocionalmente y ello te mata por dentro. Una amistad simple, que se inicia por azar, despierta algunas emociones en Julian".

La vulnerabilidad resultante, que ambos hombres exteriorizan a regañadientes, mientras arriesgan su suerte y límites, hace que se generen momentos muy sorprendentes. "La película resultó mucho más cómica de lo que me hubiera imaginado porque Greg y Pierce hicieron su trabajo de modo inmejorable", opina St. Clair. "Pienso eso porque la película es muy impredecible, y tiene oscuros aspectos propios del thriller; lo cómico va a ser aquello a lo que nos vamos a aferrar en los momentos más duros".

Filmografía del director
"Mexico City" (2000)
"Oxygen" (1999)
"Mercy" (1996/I)
"The Linguini Incident" (1991)
"Cool Blue" (1988)




Ficha técnica

Estados Unidos - 2005
Título original: The Matador
Dirección: Richard Shepard
Productora: Stratus Film Co., Furst Films, Irish DreamTime, DEJ Productions, Equity Pictures Medienfonds GmbH & Co. KG II, Stratus Films, Yari Film Group
Productor: Pierce Brosnan, Bryan Furst, Sean Furst
Guionista: Richard Shepard
Fotografía: David Tattersall
Dirección artística: Marcelo Del Rio
Vestuario: Catherine Marie Thomas
Música: Rolfe Kent


Ficha artística

Pierce Brosnan (Julian Noble), Greg Kinnear (Danny Wright), Hope Davis (Bean), Philip Baker Hall (Mr. Randy), Adam Scott (Phil Garrison), Dylan Baker (Lovell)



 


Boletín | Contacto
© 2002 - 2005 Cómo hacer cine