Hollywood en español   Sept06- 120x60
Artículos
Entrevistas
Flashes
Infantil
Películas
Se rueda
Galerías de fotos
Colección de imágenes






 
Entrevistas
 
Sitio oficial
Galería de fotos
 
Viggo Mortensen, actor
09/03/2004 - Mirtha Jennings

Nació en Nueva York, habla perfectamente español con acento argentino porque vivió en Venezuela y Argentina cuando era un adolescente. Estrella gracias a "El señor de los Anillos", prepara su tercera incursión en el cine español con el "Capitán Alatriste".

"Océanos de fuego" es una película de acción dirigida por Joe Johnston, director de éxitos de taquillas como ''Honey, I Shrunk the Kids" ("Cariño he encogido a los niños, 1989), "Jumanji" (1995)" o Jurassic Park III" ("Parque Jurásico III", 2001). El reparto cuenta con actores de renombre como Viggo Mortensen y Omar Shariff.

Basada en un hecho real, la carrera de caballos de larga distancia más importante que existe, "Hidalgo" es una historia épica llena de aventuras y acción que cuenta el camino que tiene que recorrer un hombre para recuperar su dignidad. Esta carrera, llamada "Océano de Fuego", era una prueba de supervivencia de 3.000 millas por el desierto de Arabia, y durante siglos se celebró todos los años.

Para un hombre como usted, tan humanista, que escribe poesía, es fotógrafo, pinta... la imagen del desierto sería muy evocadora, muy conmovedora.
El desierto. Eso fue de lo más lindo. Cuando estábamos rodando había sitios a los que se tardaba hora y media en ir en coche, es decir, tres horas diarias. Yo pensé que para poder dormir un poco más, y también para disfrutar de esa situación que era única para mí y para casi todos los que estábamos ahí, podía quedarme por las noches en una caravana. Cuando se iban los camiones y los coches, había un silencio total en el desierto. Pasé muchas horas de noche leyendo, pensando. De vez en cuando tenía que subir a alguna duna para hablar por teléfono con Estados Unidos para hacer entrevistas vinculadas con "El señor de los anillos: Las dos torres" (2002), aquello me perseguía. Pero pasé ratos muy bonitos en el desierto. Me gustó mucho y saqué muchas fotos. Últimamente no había tenido la oportunidad de hacer "nada", entonces a veces no hacía nada. Me encantó.

¿Escribe usted poesía como hobby o con tres libros publicados se considera un poeta?
Escribo. Pero no considero la posibilidad de escribir porque apenas tengo tiempo para eso. Yo no separo el hecho de interesarme en la poesía, escribir cuentos, sacar fotos, publicar libros de otros artistas, escritores, pintores, ir al cine o leer libros. Para mí, todo esto son ramas de un mismo árbol, o raíces de un mismo árbol. Es una forma de participar en la vida. No le doy menos importancia a escribir que a la actuación en el cine o a la fotografía. El interés es el mismo.

¿Conocía la historia de Hidalgo y Frank Hopkins antes de hacer la película?
No. Primero leí el guión y entonces empecé a hacerle preguntas al escritor. Y durante la preparación de la película, en South Dakota, aprendí muchísimo de la gente de allí.

¿Se siente identificado con el papel de Frank?
No sé. Hay muchas cosas que tuve que aprender. La forma de hablar, ciertos detalles al montar a caballo. De niño, al igual que muchos otros niños, cuando jugaba pretendía ser vaquero, gaucho o indio. En esta película tuve la oportunidad de ser las dos cosas, eso fue interesante. Creo que me parezco al personaje de Frank por esa curiosidad del mundo. Hay mucho que él no conoce. El personaje de Aragorn, en "El señor de los anillos", ha viajado muchas veces por todo el mundo y conoce todos los paisajes y las culturas que encontramos en la trilogía. Él ya lo ha visto, conoce los idiomas, las tradiciones. Frank, en comparación, no sabe nada. Cuando viaja a Arabia y conoce a los ingleses, ellos son para él igual de raros que los árabes. Los europeos, sus costumbres, sus puntos de vista, su mentalidad, su forma de vestir, todo le resulta igual de extraño que los árabes. Pero como decía antes, en casi todo momento evita tener opiniones preconcebidas de los otros. Se interesa por el mundo que le rodea y por la oportunidad de permanecer más o menos abierto a lo que le ocurre. Yo también soy así. Me gusta viajar, conocer gente, paisajes y costumbres diferentes.

Aparte de las tormentas de arena, ¿qué otros problemas tuvieron en el rodaje?
Para la parte del equipo que trabajó en "El señor de los anillos" (Peter Jackson), los problemas eran relativos. Es decir, no fue tan largo ni tan duro, pero sí hubo momentos en el desierto marroquí, donde la arena, el polvo, el viento, el calor, se volvían un inconveniente. Sobre todo para los caballos que llevaron de Norteamérica, que no estaban acostumbrados a ese clima. Pero es una película, y esas cosas también son divertidas. A mí me gusta montar a caballo, y mucho más en sitios tan lindos como ese desierto, Montana o el sur de Dakota, así que no me puedo quejar.

Habla español perfectamente, ¿ha visto la trilogía de "El señor de los anillos" doblada al español? ¿Qué le parece?
No la he visto. Aunque me pareció un poco extraño que en la premiere proyectaran la versión doblada. Me contaron que había unas 400 copias y que solamente 2 o 3 eran en versión original y que eso es normal aquí en España. Para "Hidalgo" ("Océanos de fuego", Joe Johnston 2004) hice el doblaje en un castellano neutro hispanoamericano. También me dieron la opción de hacerlo aquí con un acento neutro de España, que me cuesta un poco pero, hay que aprender. Yo ya tenía experiencia porque había doblado "Crimen Perfecto" (Andrew Davis, 1998). Creo que salió bien, pero al final no lo usaron. Así que pedí una garantía de que si hacía el doblaje de "Hidalgo" lo usaran. Dijeron que no podían hacer eso, entonces pensé que no valía la pena.

Se ha publicado en algunos sitios que un organismo árabe-americano se sentía molesto por la imagen de los musulmanes que se refleja en la película.
Ha habido periodistas musulmanes que han ido a ver la película por obligación profesional: verla primero y hablar después. Y casi todos me han dicho lo mismo, que fueron sabiendo que no iban a recomendar esta película ni a su familia ni a sus amigos, y que les sorprendió que una película, especialmente de Hollywood, tratara con cierto respeto a su cultura, a su idioma. Lo mismo le sucedió a la gente de Dakota, a los indios. A los nativos de Estados Unidos en general les sorprendió y les gustó que a su cultura, a su idioma, a sus tradiciones se las tratara con respeto y dignidad.

Eso fue lo que me interesó de este guión. Al leerlo pensé: "es una aventura popular, que si se hace bien, puede mostrar que la gente es gente, no importa donde uno vaya". Creo que tenemos ese punto de vista en común con el personaje. Él no sabe mucho del mundo, pero permanece curioso y abierto a lo que le rodea, a lo que encuentra en el mundo. Y eso me interesa en una película, especialmente en una película de estudio, grande. No es un documental que ven 10.000 personas, es una película que ven millones de personas, y da un buen mensaje, que la gente es gente en todo el mundo, aunque tengan diferentes puntos de vista... Hay una escena al comienzo de la carrera, en el desierto, donde un personaje árabe, el que tiene el halcón, dice: "Le tengo que decir que las leyes del desierto dicen que usted no tiene que estar acá, que es una blasfemia, un sacrilegio. No debe estar usted ni ese caballo raro que tiene". Y yo lo escucho, lo pienso y le digo: "Bueno, yo a usted también le deseo buena suerte". Y ese punto de vista me parece bueno. Y no solamente se ha respetado a los indios y a los árabes, sino también al vaquero. La idea del cowboy, especialmente durante los últimos 20 años, ha perdido mucho respeto a causa de cómo se ha usado su imagen. Pero los cowboys que yo conozco, de los cuales he aprendido para hacer este papel, son personas que aunque no saben todo, demuestran cierta curiosidad por otras culturas, otros puntos de vista.

¿Cómo fue trabajar con Omar Sharif?
Fue muy fácil trabajar y muy lindo. Yo ya había aceptado el papel y estábamos en marcha con la esperanza de que él aceptara. Y cuando dijo que sí, que iba a reunirse con nosotros en Marruecos, nos pusimos muy contentos. Aparte de ser interesante históricamente por la conexión con "Lawrence de Arabia" (David Lean, 1962), rodada más de 40 años antes en los mismos sitios que rodamos nosotros, para el espectador es interesante verlo nuevamente haciendo este personaje. Y para mí como actor, fue una linda oportunidad para hablar con él. Es una persona muy inteligente, con una memoria buenísima y con mucha paciencia. Yo le hice todas las preguntas que se me ocurrían sobre ese rodaje hace 40 años y sus experiencias como actor, como hombre. Ha sido uno de los aprendizajes más bonitos. Me acuerdo muy bien de las primeras películas que fui a ver en el cine con mi mamá: "Lawrence de Arabia", "Dr. Shivago" (David Lean, 1965), y estar ahí frente a él, hablando y trabajando era casi increíble, muy lindo. Se ve que se divierte como actor y como persona, que disfruta de la vida.

¿Cree que la película se acerca a la realidad del jinete americano?
Hubo un poco de crítica respecto a si estos hechos sucedieron o no, que este hombre nunca consiguió ningún caballo y todo eso. Pero las críticas vienen de un grupo pequeño. Durante el último año y medio, en periódicos árabes, se ha publicado que Frank Hopkins fue un mentiroso, que nunca ocurrió nada de lo que muestra la película.

En primer lugar, se pueden leer cosas que él mismo escribió 50 o 60 años antes que Tom Booker, el personaje de "El hombre que susurraba al oído de los caballos" (Robert Redford, 1998), mostrara una técnica más gentil, más suave o más humana para trabajar con caballos, y que tiene buenos resultados. Hopkins estaba escribiendo sobre la misma técnica mucho antes, eso es así. Yo aprendí la mayoría de lo que sé de Frank Hopkins en reservas indias, en diversos sitios. Familias que no se conocen, de idiomas diferentes, hablan de Hopkins, del caballo Hidalgo y de otros caballos que él había usado en carreras de larga distancia. Esta gente no se conoce entre sí, sin embargo cuentan: "Mi papá, mi abuela me contó sobre...", el mismo cuento sobre esta famosa carrera. A los indios no se les ha tratado muy bien, así que no tienen ninguna razón para tratar de vincular a un hombre, que parece ser un hombre blanco, con su cultura y sus caballos.

Los que han publicado estas cosas son personas fanáticas del caballo árabe que creen, al igual que algunos personajes en esta historia, que un caballo como Hidalgo no puede correr así, no aguanta. Lo gracioso es que las raíces de ese caballo, al igual que las del caballo árabe, son las mismas: España y el norte de África. No sé por qué se pelean tanto, tendrán sus razones y querrán llamar la atención. Pero el día que quieran correr una carrera, ¡estoy listo!

Usted ha comprado el caballo con el que rodó. ¿Qué lo llevó a tomar esa decisión?
Me gustan los caballos desde que era niño. Cuando vivía en Argentina - viví allí hasta los once años -, montaba sin pensar mucho en ello, sin tener miedo. Si te caés, subís otra vez, y si el caballo se va, caminás hasta casa y te arreglás solo. Pero como adulto tenía un poco más de miedo, especialmente en esta película donde andaba a caballo todos los días. Pero los caballos me gustan igual que cuando era niño.

En esta película, el caballo no es como Mr. Ed, no se lo crea digitalmente para que tenga una determinada personalidad. El caballo se porta como un caballo y puede ser interesante o no. Éste lo es, nos dio muchas cosas, muchas reacciones inesperadas. Por algo la película, al menos en EEUU, se llama "Hidalgo", que es el nombre del caballo, que tiene todo un personaje y yo tuve con él una relación verdadera. Quise continuar la amistad y lo compré.

Después de haber sido durante tantos años un actor de lo más versátil se ha convertido en el héroe de acción de la década ¿Le preocupa este cambio?
Gracias. Me gusta que me digan que soy versátil. Lo otro, lo de ser un héroe de acción, viene al formar parte del equipo de una película de éxito. La trilogía de "El señor de los anillos" ha tenido mucho éxito y a todos los que estamos en el reparto nos va bien en este momento.

¿Es éste es el tipo de cine que quería hacer o es que es imposible resistirse a la máquina del cine americano?
Al dinero... No, no es eso, yo busco cuentos. Espero encontrar cuentos, desafíos y personajes interesantes. Y si no los encuentro, espero que me encuentren a mí, si tengo suerte. No importa si son películas pequeñas o de grandes presupuestos. A mi me interesó esta película por muchas razones. Me gustan los caballos pero también la historia, que ocurre a fines del siglo XIX y que es un período interesante para Estados Unidos. Históricamente es cuando el gobierno estadounidense y el pueblo empiezan a mirar al mundo, a tratar de encontrar su sitio en el mundo. Y ahí finaliza el período del wild west, el salvaje oeste americano, y comienza el mito. Eso se ve un poco con Bufalo Bill, gracias a él existe el western, y ha habido películas muy buenas dentro de ese género.

Usted siempre ha permanecido muy escéptico respecto a lo que le ha pasado con "El señor de los anillos". De hecho, se le ha visto muy poco en las promociones de la trilogía ¿Eso es debido a que no quiere entrar en la maquinaria de Hollywood y prefiere mantener los pies en la tierra?
No sé si tengo los pies en la tierra, he estado viajando desde la primera semana de septiembre. Primero con "El señor de los anillos" y ahora con "Hidalgo", y lo haré durante uno o dos meses más, o sea que tengo muy poco los pies en la tierra. Pero hacer promociones es parte del deber del actor, especialmente cuando son películas como ésta, y hasta cierto punto es necesario. Claro que es más fácil cuando además te gusta el producto. No suele ocurrir mucho que un actor o una actriz tenga la oportunidad de participar en una historia que no solamente es interesante y conmovedora, sino que es popular como lo es la trilogía, y como creo que es esta película. Yo, sin embargo, tuve la oportunidad de participar de dos buenos proyectos que re hicieron muy seguidos, y a ver si sigue la suerte. Pero sí es un poco extraño, y creo que para todos los del reparto de "El señor de los anillos" lo fue. La mayoría éramos actores más o menos desconocidos, a excepción de Liv Tyler, Ian McKellen o Cate Blanchett, al resto no nos conocía nadie. Para algunos era su primera película. Igual sucede en "Hidalgo", hay muchos actores muy buenos y por el éxito que está teniendo la película van a tener muchas oportunidades. Y con esas oportunidades, con esa popularidad, vienen cosas extrañas. El resto depende de cada uno, de cómo se comporte y cómo se lo tome. Es un poco extraño que la gente te pare en la calle pensando que te conoce muy bien, cuando la verdad es que han visto a un personaje.

Me gustaría que hiciera una valoración de los 11 Oscar que recibió "El señor de los anillos. El retorno del Rey" (Peter Jackson, 2003). Muchos han dicho que ha sido un premio a la trilogía, ¿como lo ve usted?
No pienso mucho en ello, ni antes ni ahora. Es el reconocimiento de un buen trabajo, un buen esfuerzo de Peter Jackson y todo su equipo, incluídos los actores. Eso ya fue, ya ocurrió. La cantidad de gente que ha visto estas películas y la buena crítica que en general han tenido, es suficiente reconocimiento, no era necesario que ganara 11 Oscares ni dos. Pero para Peter Jackson y su familia que han trabajado 8 años en ello es una linda forma de terminar el trabajo. Lo de los premios es una industria aparte, una industria satélite que tiene que ver con el dinero. Hay mucho dinero al ganar o ser nominado. Reconozco que forma parte de la industria que hace cine, pero a mí me da igual. También hay otra industria satélite que es "el hablar", como hacemos ahora. La gente, antes de la ceremonia, me preguntaba: "¿11 nominaciones y ninguna para los actores ¿Por qué?". A lo que respondía: "Me imagino que les habrán dado más votos a los otros". Y decían que si no ganaba el director iba a ser una lástima, un desastre. Pero aparte de eso, no me importa nada, la verdad. Estoy contento por Peter Jackson y los otros ganadores, y pienso que los 11 Oscars no son solamente para quienes tienen los Oscares en la mano, sino para todo el equipo y para el pueblo de Nueva Zelanda, porque nos apoyaron desde el comienzo, y así vas uniendo reconocimientos.

Ahora que es una estrella consagrada de Hollywood ¿hecha de menos algo de los primeros años cuando luchaba por establecerse como actor con directores desconocidos?
No sé. Tengo lindos recuerdos y me imagino que hago fotos, escribo o pinto, para conservar ciertos momentos, entre otras razones. La vida es corta y pasa rápido. En estos últimos años, con todo lo que he viajado, es fácil olvidarme de las cosas que pasan. Tengo buenos recuerdos, es decir, me acuerdo de lo lindo, y de lo malo también y para adelante. Ojalá tenga la oportunidad de trabajar nuevamente con algunos directores, pero no echo de menos nada, me acuerdo, nada más.

Hace tiempo, estuvo rodando en España ¿tiene planes de volver a rodar aquí?
Sí, me han ofrecido la oportunidad de hacer el papel del Capitán Alatriste, y espero que me perdonen los españoles, porque creo que es un personaje bastante popular en estos días. Me parece un lindo personaje, bastante histórico, interesante para España y para el mundo. Tanto en el guión como en los libros, veo que hay cosas que ocurren en el Imperio español de aquella época que me hacen pensar mucho en lo que ocurre hoy en día en el imperio norteamericano, aunque apenas estoy empezando a investigar. Al ver una fantasía o un cuento que ocurre en el siglo XIX o en el Siglo de Oro Español te das cuenta de cosas que no se aprenden con sólo leer los diarios o libros modernos. De ahí tomo muchas cosas, aprendo mucho al hacer una película.

¿Ha pensado en pasarse a la producción o a la dirección? Y en ese caso ¿qué tipo de película le interesaría hacer?
Al formar parte de películas populares tengo más oportunidades para hacer este tipo de cosas. Pero también he aprendido que el trabajo del director es duro. Ellos empiezan antes que nosotros, los actores, trabajan mucho más que nosotros y continúan trabajando cuando nosotros terminamos. Y siendo así, nunca lo haría si no tuviera un control total. En España, el director es más o menos el rey, en general le dan la oportunidad de montar la película como quiere. En Estados Unidos no siempre es así. Yo no lo haría si no fuera un cuento que me apasionara y me dieran el control creativo total.

© celebrities press

Filmografía seleccionada de Viggo Mortensen
"Hidalgo" (2004), de Joe Johnston
"Live Freaky Die Freaky" (2003), de John Roecker
"The Lord of the Rings: The Return of the King" (2003), de Peter Jackson
"The Lord of the Rings: The Two Towers" (2002), de Peter Jackson
"The Lord of the Rings: The Fellowship of the Ring" (2001), de Peter Jackson
"28 Days" (2000), de Betty Thomas
"A Walk on the Moon" (1999), de Tony Goldwyn
"Psycho" (1998), de Gus Van Sant
"A Perfect Murder" (1998), de Andrew Davis
"La Pistola de mi hermano" (1997), de Ray Loriga
"G.I. Jane" (1997), de Ridley Scott
"Daylight" (1996), de Rob Cohen
"The Portrait of a Lady" (1996), de Jane Campion
"The Passion of Darkly Noon" (1996), de Philip Ridley
"Carlito's Way" (1993), de Brian De Palma




 


Boletín | Contacto
© 2002 - 2005 Cómo hacer cine