Hollywood en español   Sept06- 120x60
Artículos
Entrevistas
Flashes
Infantil
Películas
Se rueda
Galerías de fotos
Colección de imágenes






 
Infantil
 
Sitio oficial
Artículo relacionado
Galería de fotos
Libro
Poster
 
"Polar Express", de Robert Zemeckis
08/11/2004 - chc

Tom Hanks y Robert Zemeckis, juntos en esta película navideña que se estrena el 3 de diciembre.

Combinando un estilo narrativo clásico con una vanguardista realización, "The Polar Express" estrena una versión muy avanzada de la tecnología de la "motion capture" (captura de movimiento) desarrollada y adaptada para satisfacer la visión de Zemeckis, y es la primera película que se ha rodado enteramente en este formato.

Sinopsis
Un niño está acostado, despierto en su habitación, en una nevada Nochebuena, excitado y alerta.
Respirando silenciosamente. Casi sin moverse. Esperando.
Está atento a ver si oye un sonido que teme que podría no oír nunca - el tintineo de las campanillas del trineo de Santa Claus.
Faltan cinco minutos para la medianoche.
De repente, un atronador estruendo sobresalta al muchacho. Al quitar el vaho de la ventana ve algo increíble - un reluciente tren negro frena estruendosamente justo delante de su casa, el vapor de su potente motor silbando a través del cielo nocturno y de los copos de nieve que caen suavemente.
El muchacho sale corriendo, vestido sólo con un pijama y unas zapatillas, y es recibido por el revisor del tren que parece estar esperándole. "Bueno, ¿vienes?", pregunta el revisor.
"¿Adónde?"
"Al Polo Norte, por supuesto. ¡Éste es el Polar Express!"

Cautivados por una clásica historia navideña
Desde hace casi 20 años, las familias de todo el mundo han hecho de la encantadora historia de Chris Van Allsburg "The Polar Express" parte de sus celebraciones navideñas.

"El libro me llevó claramente a lo que yo llamo el 'espacio del despertar', ese estado mental entre el sueño y el despertar en el que tienes un pie en la realidad pero sigues viendo a través de un filtro irreal y eres vulnerable a un montón de emociones que te envuelven", dice el productor Steve Starkey, socio de Zemeckis en la producción desde hace mucho tiempo y ganador del Oscar por su trabajo en "Forrest Gump". "Le dije a Bob, 'ése es un lugar al que vale la pena llevar a la gente'".

Zemeckis, que escribió el guión con William Broyles, Jr. ("Náufrago", "Apolo 13") y posteriormente dirigió "The Polar Express", reconoce que, "Es una historia con la que todo el mundo puede identificarse.

El autor y artista Chris Van Allsburg, uno de los nombres más respetados en la literatura infantil, recibió en 1986 una medalla Caldecott por los dibujos al pastel que ilustran "The Polar Express". Famoso por sus imaginativas y originales historias, Van Allsburg comenzó a publicar con "The Garden of Abdul Gasazi" en 1979, que recibió elogios sin precedentes y un Caldecott Honor Award, un logro muy poco habitual para una primera publicación. A continuación publicó la extravagante "Jumanji", en 1981 (en la que se basó la película de 1995 protagonizada por Robin Williams) y "The Polar Express" en 1985 - ambas ganadoras de la medalla Caldecott, lo que sitúa a Van Allsburg entre el pequeño grupo de autores que han logrado ese codiciado premio dos veces.

"Afortunados los niños que saben que hay un hombre gordo y alegre con un traje rojo que pilota un trineo volador", dice Van Allsburg, que asimismo reconoce el mérito a los adultos que consiguen pasar a la madurez sin perder su capacidad de asombro. "Deberíamos envidiarles. La tendencia a creer en lo fantástico puede parecerle a algunos como un fallo en la lógica, o incluso credulidad, pero realmente es un regalo. Un mundo en el que puedan estar Bigfoot y el Monstruo del Lago Ness es sin duda superior a aquel en que eso no suceda".

Para el joven héroe de la historia, el mero hecho de que suba al tren cuando se detiene para él indica que su mente y su corazón siguen estando abiertos. Como aconseja sabiamente el revisor, "No importa adonde vaya el tren. Lo que importa es decidirse a subir".

Crear un paisaje visual tan mágico como la propia historia
A Zemeckis le cautivaron igualmente las magníficas y delicadas ilustraciones del libro. "Las ilustraciones de Chris son honestas y familiares, y al mismo tiempo maravillosamente trascendentes", comenta Zemeckis, que trató de recrear esa cualidad en la pantalla, ofreciendo a los espectadores la oportunidad de experimentar cómo podría ser un viaje a medianoche al Polo Norte a través de los ojos de un niño. Zemeckis añade, "Queríamos ofrecer la belleza y la riqueza de las ilustraciones de Chris para el libro como si se tratase de una pintura al óleo en movimiento, con toda la calidez, la inmediatez y las sutilezas de una interpretación humana".

¿Pero cómo? Una película de acción real de paisajes tan trascendentales no sólo sería sorprendentemente poco práctica por no decir imposible, sino que carecería de la luminosa textura que los realizadores estaban comprometidos a recrear. Otra opción posible - la animación - tenía sus propias limitaciones. "El problema con la animación tradicional para una película como ésta", dice Zemeckis, que no tiene inconveniente en emplear la técnica en su justo lugar, "es que no consigue representar personajes humanos auténticos. Con imágenes exageradas, fantasías como 'Blancanieves y los siete enanitos', o dibujos animados, es estupenda. Pero yo buscaba algo más realista y vivo".

Zemeckis planteó su excepcional reto al experto en efectos visuales Ken Ralston. La colaboración creativa de Ralston con Zemeckis se remonta a la comedia de ciencia ficción de 1985 "Regreso al futuro".

Ralston propuso la "motion capture", un proceso mediante el cual la interpretación real de un actor es captada digitalmente por cámaras computerizadas y se convierte en un cianotipo humano para crear personajes virtuales. Pero tendría que ser un paso gigantesco más allá de los estándares actuales para conseguir la profundidad y la complejidad visual que necesitaba Zemeckis.

Casualmente, Ralston y el supervisor de efectos visuales Jerome Chen, habían estado haciendo un trabajo preliminar en un proceso que iba a ser la siguiente generación de "motion capture", mucho más sofisticado que cualquier otra cosa antes vista. El sistema fue diseñado para captar todos los movimientos apreciables y la sutileza de la expresión humana en la interpretación de un actor, hasta el más leve matiz. A diferencia de los sistemas de "motion capture" existentes, el "performance capture" podía grabar simultáneamente movimientos faciales y corporales de múltiples actores en tres dimensiones y alta fidelidad mediante un sistema de cámaras digitales que proporcionaban una cobertura completa de 360 grados.

El efecto de pintura al óleo, tan esencial para Zemeckis, se realzaría por niveles durante la fase posterior a la interpretación, mediante un sistema de reproducción por ordenador.
The Polar Express es la primera película rodada totalmente en "performance capture".

El proceso
Algunos elementos de producción de "The Polar Express" recordaban el enfoque tradicional de una película de acción real: Zemeckis y Broyles trabajaron en el guión, se crearon storyboards y se diseñaron decorados, elementos de atrezo y vestuario. Se eligieron telas y papel pintado. Tal como explica Starkey, "a pesar de que estábamos abriendo nuevos caminos en el modo de captar y presentar imágenes, seguía habiendo algunos detalles físicos fundamentales que tenían que ser creados por adelantado del modo habitual. Seguíamos necesitando ver la tela para los trajes y los peinados para cada personaje".

La producción se inició meses antes de la primera sesión de "performance capture", cuando los realizadores reunieron a su equipo creativo, muchos de los cuales habían trabajado en anteriores películas de Zemeckis, como la diseñadora de vestuario Joanna Johnston, que fue la responsable del característico traje de noche de la sirena de la pantalla, Jessica Rabbit, en "¿Quién engañó a Roger Rabbit?" y el diseñador de producción Rick Carter, nominado al Oscar por su trabajo en "Forrest Gump".

La diferencia era que los elementos prácticos, una vez escaneados digitalmente en el ordenador, eran retirados. Los realizadores contaban entonces con decorados virtuales, un vestuario virtual y un catálogo exhaustivamente detallado de elementos de atrezo virtuales y móviles. Todo había sido escrupulosamente grabado desde todos los ángulos y profundidades imaginables, dando como resultado escenarios tridimensionales totalmente preparados, listos para la entrada de los actores.

Otros decorados y localizaciones, como las fantásticas montañas y los bosques que atraviesa el Polar Express en su viaje de medianoche y las bulliciosas calles del pueblo de Santa Claus en la cima del globo, nunca existieron en el mundo real. Pasaron directamente de la imaginación al ordenador.

El diseñador de producción Rick Carter estudió las ilustraciones de Van Allsburg antes de, como dice Zemeckis, "ir en busca del propio Chris Van Allsburg". Él y el diseñador de producción Doug Chiang, el diseñador conceptual de "La guerra de las galaxias", Episodios 1 y 2, viajaron a la mismísima casa en la que creció el autor en Grand Rapids, Michigan, y la utilizaron como inspiración para el diseño del interior y el exterior de la casa del niño y de la calle en la que el tren se detiene chirriando. Viajando a continuación al antiguo barrio de Zemeckis en el South Side de Chicago, utilizaron similares entornos y recuerdos.

No sólo tuvo la producción de "The Polar Express" que ampliar las localizaciones de las ilustraciones de Van Allsburg para la gran pantalla, sino que también tuvieron que ampliar el libro infantil para hacer una historia con la duración de un largometraje, con una gama más amplia de aventuras para el joven héroe e historias complementarias para sus compañeros de viaje. Todo esto tenía que ser una progresión natural de, y totalmente compatible con, la visión original del autor.

"Durante el estadio del guión", dice Hanks, refiriéndose a las primeras conversaciones que compartió con Zemeckis y con el co-guionista Broyles sobre la viabilidad de adaptar un libro de 29 páginas para convertirlo en un largometraje, "no dejamos de preguntarnos, '¿vamos a ampliarlo porque sí o vamos a añadir algo que va a desarrollar aún más los temas y los conceptos?' Las cosas encajaron más o menos en el momento en que los tres nos dimos cuenta de que la primera línea de la película debería ser la primera línea del libro y la última línea de la película la última línea del libro, y cuando hiciésemos extrapolaciones las haríamos dentro de esos límites".

Dar el pie a los actores
A pesar de la innovación técnica, lo que mueve todo es, por supuesto, la interpretación de los actores.
Para un proceso como la "performance capture", que se basa tanto en la sutileza de la expresión o el significado de una mirada, un encogimiento de hombros o una cara mirando hacia arriba para expresar una gran cantidad de significado, son necesarios actores de una profundidad y un talento extraordinarios.

En las sesiones iniciales de brainstorming, Tom Hanks esperaba que asumiría uno o dos de los papeles masculinos adultos. Después de que los realizadores tuviesen un mejor conocimiento de lo que podría conseguir la "performance capture", Zemeckis sugirió a Hanks que considerase también el papel del personaje principal, el niño. "Dado que teníamos esta fantástica herramienta a nuestro alcance, pensé que por qué contar con un niño de 8 años para interpretar a un niño de 8 años cuando podíamos contar con un actor del calibre de Tom, con todos sus años de experiencia, para interpretar el papel", explica el director. "Él dijo, 'Eso suena estupendo. ¿Podemos hacer eso?' Y, por supuesto, a continuación lo hicimos en la prueba".

Era en parte una cuestión de escala operativa. Para que los adultos interpretasen a niños, se diseñaron decorados y elementos de atrezo a un 160% del tamaño normal para que cuando las interpretaciones de los adultos fueran captadas e integradas en los decorados virtuales encajasen de manera natural. Durante las interpretaciones en directo, se construían a menudo mínimos elementos de atrezo a la misma escala extra grande como puntos de referencia para los actores.

Más allá de las dimensiones físicas que podían ser manipuladas mediante atrezo y cálculos informáticos, fue el propio Hanks el que aportó la escala emocional creíble para el personaje, un matiz que ningún artista de imágenes generadas por ordenador podría lograr.

Al final, Hanks interpretó cinco papeles fundamentales en la película: el niño héroe, el padre del niño, el revisor, el misterioso vagabundo y Santa Claus, o, como explica él, "los principales personajes masculinos adultos con los que interactúa el niño. Todos esos personajes llevan el peso significativo de la historia. Surgen de la propia conciencia del niño".

Tal como cuenta Zemeckis, puede ser desorientador interpretar una escena con un traje de "motion capture" sin vestuario y sin la atmósfera que proporciona un decorado totalmente ambientado. Un actor tiene que recordar dónde deberían estar las ventanas, si su personaje va descalzo o ajustar los botones de una chaqueta que no existe físicamente en ese momento - o, en el caso de Hanks interpretando al niño héroe, la estatura que tiene. Multiplíquese eso por cinco para hacerse una idea aproximada la cantidad de detalles que el actor tenía catalogados en su cabeza.

La banda sonora
Desde que el famoso compositor Alan Silvestri aportó la música de "Tras el corazón verde" en 1984, él y Robert Zemeckis han compartido una de las asociaciones compositor/director más largas y de más éxito de la industria. Dos de los cinco premios ASCAP recibidos por Silvestri le fueron concedidos por dos películas de Zemeckis: "Lo que la verdad esconde" y "Náufrago". Además, fue nominado a los Grammy por su trabajo en "¿Quién engañó a Roger Rabbit?" y "Regreso al futuro", y en 1995 fue nominado a los Oscar y a los Globos de Oro por su música para "Forrest Gump". "The Polar Express" supone su undécima colaboración.

En este punto, Zemeckis comenta con entusiasmo que tienen una incomparable relación creativa. "Su música es siempre maravillosa. Cuento con él para añadir ese nivel emocional a la historia, para subrayar y ayudar a definir los sentimientos de los personajes. Eso siempre es cierto con las músicas, pero en una película como ésta es de vital importancia".

En el reciente trabajo de Silvestri, "El regreso de la momia", formó equipo con el veterano compositor y productor Glen Ballard en la canción "Forever May Not Be Long Enough". Posteriormente embarcó a Ballard en "The Polar Express" para colaborar en varias canciones originales para la película, incluida una pieza llamada "Rockin' On Top of the World", con la que los elfos de Santa Claus se desmadran después de un duro año haciendo juguetes. "Es una escena en la que los elfos bailan rock", dice Zemeckis. "Una vez que el trineo de Santa Claus está cargado y él se pone en camino, ellos hacen una fiesta".

El debut como elfo del rockero Steven Tyler fue una pura casualidad. Ballard había invitado al cantante de Aerosmith para que interpretase "Rockin' On Top of the World". Cuando Tyler llegó al estudio, su personalidad llamó la atención del director, que decidió que sería la personificación ideal de un elfo que se está divirtiendo. Tyler accedió entusiasmado a ponerse un traje de "motion capture" y un montón de puntos reflectantes. Tal como recuerda Zemeckis, "Fue perfecto el modo en que todo funcionó".

En la banda sonora de "The Polar Express", una mezcla apta para la familia de canciones contemporáneas y clásicas con un tema navideño, también figura la balada "Believe", escrita especialmente para la película por Glen Ballard e interpretada por primera vez por el cantante Josh Groban. Entre otros temas destacados figuran eternos favoritos de Frank Sinatra y Bing Crosby, además de dos nuevas canciones interpretadas por Tom Hanks como cabría esperar de su personaje, entre ellas la animada "Hot Chocolate", de la escena en la que un grupo de camareros cantando y bailando claqué sirven tazas de cacao a los niños que van a bordo del Polar Express.

Tom Hanks
(El Niño Héroe, El Padre del Niño, El Revisor, El Vagabundo, Santa Claus)
Tiene el honor de ser el primer actor en 50 años que ha conseguido los Premios de la Academia al mejor actor de manera consecutiva. En 1993 fue premiado por su interpretación del abogado enfermo de SIDA en "Philadelphia", y al año siguiente consiguió el Oscar por su extraordinaria interpretación en "Forrest Gump". También consiguió los Globos de Oro por ambos papeles. Durante el éxito de "Forrest Gump" (la cuarta película más taquillera de la historia), Hanks recibió un Globo de Oro, un premio Peoples Choice, un premio Screen Actors Guild, un premio de la Crítica de Chicago, el premio Actor del Año de la National Association of Theater Owners y el Press Club de la Hollywood Women. Además de los numerosos galardones que ha recibido, fue elegido Hombre del Año por la Hasty Pudding Theatricals de Harvard por su interpretación del astronauta Jim Lovell en "Apolo 13" de Ron Howard.

En 1996, Hanks hizo su debut como guionista y director con "The Wonders", que narra el meteórico ascenso a la fama de un grupo de rock local de Erie, Pennsylvania, llamado The Wonders en el verano de 1964. La sintonía de la película, "That Thing You Do!", no sólo llegó al Top 10 en muchas listas de música contemporánea, sino que también fue nominada para un Premio de la Academia como mejor canción original. Hanks también intervino en la película.

Hanks, que nació y se crió en Oakland, California, empezó a interesarse por la interpretación durante sus años de estudiante de secundaria. Mientras asistía a la Universidad Estatal de California en Sacramento, intervino en "El jardín de los cerezos" y conoció al director Vincent Dowling, el director residente del Great Lakes Shakespeare Festival en Cleveland. Dowling invitó a Hanks a hacer prácticas con la compañía, en la que hizo su debut profesional interpretando a Grumio en "La fierecilla domada". Hanks intervino en otras producciones de Great Lakes como "Los dos hidalgos de Verona", por la que recibió el premio de la Crítica de Cleveland al mejor actor. De Cleveland, Hanks se trasladó a Nueva York, donde intervino en su primera película, "Sabe que estás sola", y en teatro en "La fierecilla domada".

Después de trasladarse a Los Angeles, donde actuó en una producción de "The Dollmaker", Hanks consiguió su gran oportunidad cuando fue elegido como protagonista de la serie de comedia de la ABC "Bosom Buddies". Esto le llevó a conseguir un papel en "Despedida de soltero", a la siguió "Uno, dos , tres... splash" de Ron Howard, un éxito de taquilla que le puso en camino de convertirse en uno de los actores más ocupados y solicitados de Hollywood. Entre sus numerosas películas figuran "Voluntarios", "Nada en común" y "Ellas dan el golpe". En 1988, con el éxito de taquilla asegurado, Hanks consiguió el éxito a nivel de crítica con su aclamado trabajo en "Lo que cuenta es el final" y en "Big", por la que recibió su primera nominación a los Premios de la Academia y un Globo de Oro. Ese mismo año, la Crítica de Los Angeles reconoció las dos interpretaciones concediéndole su codiciado premio al Mejor Actor. En 1993 fue nominado a los Globos de Oro por su trabajo en "Algo para recordar".

Poniéndose constantemente nuevos retos, Hanks trabajó como productor ejecutivo de "De la Tierra a la Luna" de la HBO, una ambiciosa antología dramática de 12 horas que exploraba el programa espacial norteamericano Apolo. No sólo contribuyó personalmente a hacer realidad el programa, sino que también dirigió el primer episodio y escribió en intervino en el episodio final.
Hanks intervino en la película de Steven Spielberg de 1998 "Salvar al soldado Ryan", en la que interpretaba a un militar que se adentraba en las líneas enemigas para salvar a un soldado atrapado durante la invasión de los Aliados, y por la que fue nominado a un Oscar. También intervino en 1999 en "La milla verde", escrita y dirigida por Frank Darabont y basada en la novela de Stephen King.
En 2000, Hanks protagonizó "Náufrago" de Robert Zemeckis, consiguiendo otra nominación a los Oscar por su papel del único superviviente de un accidente aéreo en una isla desierta. También en 2000, trabajó como productor ejecutivo (dirigiendo también uno de los episodios), de la miniserie épica de la HBO "Band of Brothers", basada en el libro de Stephen Ambrose, que describe a un grupo de paracaidistas desde su entrenamiento en Georgia, pasando por sus posteriores batallas en el día D, la batalla del Bulge, y su captura final del Nido del Águila de Hitler. Se emitió en la primavera de 2001 con un gran éxito de crítica, logrando la miniserie el Globo de Oro en 2002.

En 2002 Hanks intervino en el descarnado drama de Sam Mendes sobre la época de la Depresión "Camino a la perdición", junto a Paul Newman y Jude Law. A continuación intervino en la elegante comedia "Atrápame si puedes", junto a Leonardo DiCaprio, basada en las auténticas hazañas del timador internacional Frank Abagnale Jr. Hanks interpretaba al agente del FBI Carl Hanratty, que al final atrapaba a Abagnale, un falsificador que cobró cheques falsos por valor de 2,5 millones de dólares entre 1964 y 1970.

Hanks ha intervenido recientemente en la sombría comedia de los hermanos Coen "Ladykillers", en el papel de un excéntrico profesor sureño que reúne una banda de incompetentes ladrones para robar un barco en el Mississippi, y en "La terminal" de Steven Spielberg, con Catherine Zeta-Jones, en el papel de un inmigrante de Europa del Este que se ve atrapado de manera indefinida en el aeropuerto JFK cuando su pasaporte queda invalidado por una convulsión política en su país natal.
Hanks vive en Los Angeles con su esposa, la actriz Rita Wilson, y su familia.

Robert Zemeckis
(Guionista/Director/Productor)
Zemeckis consiguió un Premio de la Academia, un Globo de Oro y un premio del Director's Guild of America como mejor director por la enormemente popular "Forrest Gump". Entre los numerosos premios que consiguió la película también figuran los Oscar al mejor actor (Tom Hanks) y a la mejor película. Desde entonces Zemeckis volvió a trabajar con Hanks en el drama contemporáneo "Náufrago", cuyo rodaje se dividió en dos partes, antes y después de la producción de "Lo que la verdad esconde". Zemeckis y Hanks actuaron como productores en "Náufrago", junto con Steve Starkey y Jack Rapke.

Al principio de su carrera, Zemeckis co-escribió (con Bob Gale) y dirigió "Regreso al futuro", que fue la película más taquillera de 1985, y por la que Zemeckis compartió nominaciones al Oscar y a los Globos de Oro al mejor guión original. A continuación dirigió "Regreso al futuro", Parte II y Parte III, completando una de las franquicias cinematográficas más populares de todos los tiempos.
Además, dirigió y produjo "Contact", protagonizada por Jodie Foster y basada en la novela best seller de Carl Sagan; y la popular comedia macabra "La muerte os sienta tan bien", protagonizada por Meryl Streep, Goldie Hawn y Bruce Willis. También escribió y dirigió el gran éxito de taquilla "¿Quién engañó a Roger Rabbit?", combinando hábilmente acción real y animación; dirigió la romántica aventura Tras el corazón verde, con Michael Douglas y Kathleen Turner; y co-escribió (con Bob Gale) y dirigió las comedias "Frenos rotos, coches locos" y "Locos por ellos".
Zemeckis también produjo "House on Haunted Hill", y fue productor ejecutivo de películas como "Agárrame esos fantasmas", "El ojo público" y "El tiempo de los intrusos", de cuyo guión también fue co-autor junto a Bob Gale. Él y Gale habían escrito anteriormente "1941", que supuso el inicio de la asociación de Zemeckis con Steven Spielberg.

Para la pequeña pantalla, Zemeckis ha dirigido varios trabajos, entre ellos el largometraje documental de la Showtime "The Pursuit of Happiness", que exploraba el efecto de las drogas y el alcohol en la sociedad del siglo XX. Entre sus restantes trabajos en televisión figuran episodios de "Cuentos asombrosos" de Spielberg y de "Tales from the Crypt" de la HBO.

En 1998, Zemeckis, Steve Starkey y Jack Rapke se asociaron para formar la compañía de producción de cine y televisión ImageMovers. "Lo que la verdad escond"e fue la primera película que se estrenó bajo la enseña de ImageMovers, a la que siguieron "Náufrago", que se estrenó con gran éxito de crítica y público en el otoño de 2000, y "Los impostores".

En marzo de 2001, la USC School of Cinema-Television celebró la inauguración del Robert Zemeckis Center for Digital Arts. Este vanguardista centro es el primero y único centro de formación totalmente digital del país y aloja lo más avanzado en equipos de producción no lineal y posproducción, así como platós, una sala de proyección de 50 plazas y una cadena de televisión dirigida por estudiantes de la USC, Trojan Vision.




Ficha técnica

Estados Unidos - 2004
Título original: The Polar Express
Dirección: Robert Zemeckis
Productor: Robert Zemeckis, Gary Goetzman, Steve Starkey y William Teitler
Guionista: Robert Zemeckis y William Broyles Jr. (Basado en el libro de Chris Van Allsburg)
Fotografía: Don Burgess y Robert Presley
Dirección artística: Tony Fanning, Alicia Maccarone y Norman Newberry
Vestuario: Joanna Johnston
Maquillaje: Leo Corey Castellano y Angie Wells
Montaje: R. Orlando Duenas y Robert Presley
Música: Glen Ballard y Alan Silvestri


Ficha artística

Tom Hanks (Niño, Padre, Conductor, Hobo, Vagabundo y Santa Claus), Leslie Harter Zemeckis (Hermana Sarah y Madre), Eddie Deezen (Sabelotodo), Nona M. Gaye (Niña), Peter Scolari (Niño solitario)



 


Boletín | Contacto
© 2002 - 2005 Cómo hacer cine